Prevención

El amianto es un mineral fibroso considerado agente cancerígeno comúnmente utilizado en la industria. La exposición a fibras de amianto es un riesgo conocido para la salud. Su inhalación causa distintas afecciones tanto benignas (placas pleurales, engrosamiento pleural, derrames pleural, atelectasias redondas, asbestosis y obstrucción crónica del flujo aéreo bronquial) o malignas (mesoteliomas o carcinomas que derivan en cáncer).

En lo últimos tiempos, se está tomando conciencia de los efectos negativos que tiene el amianto sobre la salud de los trabajadores expuestos. Aunque el uso del asbesto se remonta a miles de años atrás, en España se generalizó en los años sesenta en sectores como la construcción. el naval, el ferroviario, el eléctrico y el del automóvil.

En la actualidad, y gracias a la transposición de la Directiva Europea en el REAL DECRETO 396/2006, de 31 de marzo, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud aplicables a los trabajos con riesgo de exposición al amianto, podemos concluir que existe un mayor control sobre las medidas preventivas que deben adoptar los trabajadores para su exposición al amianto. La citada normativa nos informa sobre sus efectos nocivos y establece, en su artículo 10, la necesidad de realizar un estudio previo de los edificios en los que se vaya a realizar trabajos de demolición y rehabilitación.

La Inspección de Trabajo, por su parte, ha puesto en marcha una campaña de inspección de las empresas incluidas en el RERA (Registro de Empresas con Riesgo de Amianto) con la intención de garantizar que los trabajadores expuestos a fibras de amianto (dentro de las compañías dedicadas a la retirada de materiales contaminados con este mineral) tengan formación e información sobre los riesgos que les afectan con Equipos de Protección Individual y con las oportunas instalaciones Higiénico sanitarias de descontaminación del personal, además de garantizar la protección de personas en el entorno de la obra.

Se busca, por tanto, una profesionalización de las empresas RERA que favorece a las empresas asociadas en ANEDES, como empresas acreditadas en el desarrollo de procedimientos correctos de manipulación, retirada, encapsulado de materiales con amianto, así como de la gestión posterior del residuo, y altamente responsable con el cumplimiento de la normativa y con la rigurosa aplicación de las medidas que garanticen la salud de sus trabajadores.

Comments are closed.